miércoles, 13 de agosto de 2014

FALSA RED VELVET

     Veréis, hoy os traigo una receta que en realidad salió por casualidad. Yo intentaba hacer una tarta Red Velvet o de terciopelo rojo pero no tenía colorante por lo que de roja tiene poco pero, a pesar de ese contratiempo, resulta que me salió riquísima por eso estoy segura de que os encantara (si tenéis el colorante rojo en pasta ya será una Red Velvet en condiciones).

Ingredientes

     Para el bizcocho:

• 60ml de aceite de oliva 
• 160g de azúcar
• 1 huevo
• 1 cucharada de cacao sin azúcar
• 1/2 cucharadita de colorante en pasta rojo(este fue el que yo NO usé)
• 1'5 cucharaditas de extracto de vainilla
• 125ml de leche
 • 1 cucharadita de zumo de limón.
 • 150g de harina
• 1/2 cucharadita de bicarbonato de soda
• 1 cucharadita de vinagre blanco

     Para la crema:

• 75 gr de mantequilla a temperatura ambiente
• 450 gr de azúcar glass (mejor si disponéis de icing sugar)
• 200 gr de queso cremoso tipo Philadelphia 
• 5 cucharadas de leche 

Preparación

1. Precalentamos el horno a 170º y preparamos los moldes que vayamos a utilizar para preparar el bizcocho o los cupcakes.
2. Ponemos la leche junto con el zumo de limón y dejamos reposar hasta que se corte.
3. Integramos el azúcar con el aceite.A continuación, añadimos los huevos y el extracto de vainilla.

4. Tamizamos la harina junto al cacao y luego, poco a poco integramos la mitad de esto en la mezcla anterior. Después añadimos la leche y finalmente el resto de la harina y el cacao.
5. Para acabar, mezclamos el vinagre con el bicarbonato y cuando burbujee lo mezclamos con la masa.

6. En este paso es en el que deberíamos añadir el colorante rojo (si disponemos de él).
7. Es hora de repartir la mezcla en los moldes que hayamos dispuesto para ello, yo he hecho 9 cupcakes y un bizcocho de un diámetro de 17 cm. A continuación, debemos hornearlos en proporción a el tamaño hasta que metamos un palillo y este salga limpio.
8. Por último, los sacamos del horno y los dejamos enfriar sobre una rejilla.


9. Una vez enfriados, podemos tomar tal cual o decorar con una buttercream (los ingredientes los he puesto arriba) y unas bolas de chocolate con galleta como yo he hecho ¡PARA CHUPARSE LOS DEDOS!